Read Time:2 Minute, 25 Second

¿Home Office? Que cool! Podré cocinar, ver un poco de Netflix mientras como, darme una siesta después de comer. ¡Qué puede salir mal! Lo que muchos pensábamos a decir verdad….

Pero, qué pasa si no cuento con un espacio amigable que me incite a continuar con mi trabajo y más ahora que mi jefe no me está observando? Nah, no creo que batalle. Al fin y al cabo que mi cama es demasiado cómoda. De nuevo, lo que muchos pensábamos….

Utilizar nuestra cama como espacio de trabajo es peor de los que pensábamos ya que existen diversos estudios que explican las desventajas que esto nos trae. No solo nos hace menos productivos si no arruina nuestro sueño y postura.

La cama NO es lugar para hacer Home Office

La cama es símbolo de intimidad, lugar donde descansas y disfrutas de tus logros, luchas, momentos buenos y malos diarios. Es el único o uno de los pocos lugares que te ve y observa, tu alma desnuda de las diferentes facetas que le muestras a las distintas personas que intervienen en tu vida. Entonces, no querrás asociar este templo, este espacio glorioso con el trabajo. Es importante determinar límites entre el trabajo y el descanso, de lo contrario uno invadirá al otro eventualmente.

El contar con un espacio exclusivo de trabajo te hará activar el switch de «modo trabajo» donde respetarás tus actividades, incentivas tu potencial profesional y apagas toda distracción y aumentas tu productividad.

Home Office

Imagínate que son las 7:00 u 8:00 de la noche, tu turno de trabajo está por terminar y te encuentras en tu cama en pijamas. No sentirás gran cambio de haber finalizado el trabajo si el único cambio es lavarte tus dientes y volver al mismo lugar donde estuviste todo el día solo que ahora para dormir. Será difÍcil apagar el switch de «modo trabajo» e incluso batallarás en conciliar el sueño.

Por el otro lado, durante el día te veras tentado a dormir más y no tendrás la iniciativa de ser productivo en el día si permaneces en cama.

Leer 4 pasos para un Home Office exitoso

Por si no lo sabías, cuando dormimos arrojamos millones de células de nuestra piel por lo que permanecer doble turno en nuestra cama aumenta la cantidad. Si no lavamos frecuentemente la ropa de nuestra cama, podemos incentivar la creación de bacteria maligna.

Por último, la posición encorvada que se crea al usar la computadora mientras acostado o acostada, no solo interfiere con un dolor de espalda si no que también interfiere con tu sueño.

Si tu hogar es similar a un loft o estudio, no te preocupes. Puedes adaptarlo ya sea utilizando luz cálida durante las noches y luz fría durante la hora laboral.

Para mas consejos-> haz click aquí

Si deseas contactarte con un asesor para crear un Home Office ajustado a tu presupuesto para tu hogar ingresa aquí

0 0
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Menu