Read Time:5 Minute, 51 Second

En este artículo vamos a platicar sobre un tema muy sonado el cual habla del trabajo en una sociedad post Covid-19. Todo lo que se va a desglosar en el contenido de este artículo fue información que se obtuvo del estudio elaborado por Deloitte, una de las firmas en consultoría y auditoría más importantes del mundo.

En su estudio se remontan al 2018 donde explicaban el comienzo de la importancia que tenia el capital humano en las empresas donde se le daba énfasis a una nueva conectividad organizacional entre los empleados con la organización y esta última con la sociedad como un todo.

Pero, lo que nos demuestran en el estudio del presente año es que, en realidad las organizaciones se enfrentan al reto de mantenerse centrados en el humano a pesar de ser altamente tecnológicas. En donde las necesidades del humano se deben considerar a la par de los avances tecnológicos de manera integral.

Otro descubrimiento es que en realidad muchas organizaciones que anteriormente consideraban la adaptación a la tecnología, ya sea en sus actividades, su cadena de valor o su organización en general, en realidad enfrentaban otro tipo de retos como salió a relucir en la pandemia actual.

La crisis por la pandemia del Covid-19 ha presentado una oportunidad única a las organizaciones y a sus tomadores de decisiones a no tratar a la fuerza humana en paralelo con la implementación de máquinas y nuevas tecnologías si no construir conexiones y nuevas maneras de pavimentar un camino hacia el futuro que favorezca el crecimiento y la innovación donde ambos elementos, los empleados y la tecnología coexistan.

Otro aspecto que sustenta lo mencionado es que la sociedad debe pensar en una estabilidad dinámica. Es decir que en vez de querer evitar el cambio inevitable, los líderes deben construir, crear, inventar lo necesario para no ir en contra del cambio si no movernos junto con el y aprender para crear nuevas plataformas de estabilidad dinámica. Es decir, no buscar o inventar maneras de luchar contra este cambio arrojado por la pandemia si no aplicar lo aprendido durante la crisis en el desarrollo de mejores prácticas.

4 pasos para un Home Office exitoso

trabajo

Nuevas posibilidades surgen de la crisis del Covid-19

Las organizaciones no solo «discutirán» de crear una organización con sentido si no que lo implementarán en cada aspecto del trabajo diario.

Los empleados se sienten motivados cuando pueden conectar las contribuciones de su labor con una misión o un mayor propósito. Tomemos por ejemplo las empresas que cambiaron drásticamente su core o actividad principal a la manufactura de desinfectantes o sanitizantes. Los empleados querrán contribuir a las organizaciones cuando entiendan cómo sus talentos, fortalezas y contribuciones impactan mayores metas.

Por eso, Deloitte recomienda que se creen mejores estructuras organizacionales entre los trabajos individuales y los objetivos como equipo junto con la misión organizacional. Por ejemplo fortaleciendo la unión o sentido de pertenencia a lo largo de la organización, tendrán que tratar a sus empleados con respeto y de manera justa. Y una manera, es resaltando sus contribuciones individuales impactando de manera conjunta a la organización y a la sociedad de manera integral.

La pandemia ha demostrado que el trabajo desde casa aumenta las horas laboradas lo que nos arroja tensión y agotamiento de los empleados ya que no hay balance entre el ámbito profesional del personal ya que no puede ser separado a causa de trabajar desde casa. Es decir, ser padre o madre de familia y a su vez ocuparte de tus actividades profesionales.

Deloitte recomienda que las organizaciones ampliamente dialoguen nuevas maneras de implementar lo aprendido en el diseño y la manera en la que el trabajo se lleva a cabo. Rediseñar el trabajo de manera en que los empleados vivan y desempeñen sus actividades de la mejor manera.

El Covid-19 comenzó generalizando por edad lo cual con los días demostró estar erróneo. El virus afecto a diversas edades con otros atributos como la situación en la que vivían y previas condiciones médicas.

Deloitte nos hace ver que las organizaciones deben comprender los atributos únicos de sus empleados al igual que sus necesidades y de ahí, segmentar la fuerza laboral. Si tan solo las organizaciones pudieran comprender a sus empleados, podrían desarrollar programas específicos que saquen a relucir lo mejor en cada empleado.

Ser inclusivo, los 3 secretos para hacer tu espacio de trabajo más inclusivo

La organización está diseñada y organizada para maximizar lo que los humanos pueden pensar y crear en un mundo donde coexistan con máquinas

Es sabido que la tecnología aumenta la capacidad del trabajo pero no reemplaza en su totalidad a los humanos. Los humanos combinados con la tecnología en conjunto son poderosos a diferencia de lo que pueden realizar cada uno por aparte.

Lo que Deloitte nos sugiere es que las organizaciones deben de evolucionar y olvidar el pensamiento que la tecnología es una sustitución del capital humano. En vez, verlo como una estrategia de colaboración donde ambos trabajan en conjunto. Esto permite a las organizaciones reducir costos y crear valor significante a la fuerza de trabajo como un todo.

La constante hambre de la sociedad por conocimiento de estadísticas, cifras, cantidad de infectados y fallecidos, nos demostró que el conocimiento es poder.

Deloitte nos indica que las organizaciones pueden sacarle ventaja a la Inteligencia Artificial para crear una cultura de intercambio y creación de conocimiento que fortalezca la conectividad organizacional para afrontar cambios y la incertidumbre como la que el Covid-19 nos ha brindado.

El Covid-19 nos demostró que es más importante comprender la capacidad de nuestros empleados y no juzgarlos por lo que han hecho previamente. La capacidad de adaptación de la fuerza laboral para adaptarse a nuevos roles e incluso contribuir a nuevas oportunidades en distintas industrias y campos a los que su puesto laboral antiguo estaba acostumbrada.

Deloitte alienta a las organizaciones a apoyar a sus empleados a continuar creciendo y adaptándose en base a su potencial y no solamente en sus habilidades previas o certificaciones. Ahora debemos buscar fuerza laboral que se pueda adaptar al afrontar el cambio constante.

Las organizaciones deben darle la debida atención a los puestos de Recursos Humanos. Durante la pandemia se ha demostrado la gran labor que desempeñan los empleados de RH al estar monitoreando a la fuerza laboral, realizando conexiones entre los diversos líderes y equipos para integrarlos al trabajo remoto.

Deloitte nos invita a reformular las actividades de los Recursos Humanos para que verdaderamente impacten en las actividades de la organización. Permitiéndoles acceso a a influir en las áreas necesarias para posicionar la organización tras los cambios que la pandemia del Covid-19 trajo.

Las organizaciones han enfrentado un súbito cambio acelerado hacia el futuro del trabajo. En un mundo post Covid-19 serán aquellas organizaciones que puedan mantener y persistir a los cambios que la pandemia trajo las que sobresalgan y que sepan atender las necesidades de sus empleados en tiempos de amplia incertidumbre.

Si deseas saber más sobre el estudio ingresa aquí

0 0
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Menu